¿Por qué Morelia resultó ser uno de mis destinos favoritos?

Tenía planeado desde hace casi dos años el viaje a Morelia para la boda de mi amiga Laura, solo que hace un año decidió que siempre no se casaba, y que al parecer este año sería el bueno para dar el sí. Al principio tengo que decirles no tenía idea de lo que podías hacer en este lugar, me imaginaba un pueblito pitero sin nada que hacer. Unos días antes hice encuestas en Twitter, vía Instagram les pedía que me recomendaran lugares, no quería que los minutos pasaran mientras yo buscaba que hacer o a donde ir estando en tierra que yo creía era de nadie.

Después de un viaje de seis horas desde Cuernavaca, Morelia nos esperaba desde temprano, Lucio y yo llegamos a la estación de autobuses donde nos esperaban dos amigos que hace tiempo no veía, venían con un traje y vestido guardado, al instante pensé ¿habrán leído mi mensaje? El airbnb donde nos hospedaríamos nos lo entregaban hasta las doce de la tarde y eran las ocho de la mañana. Teníamos que movernos al centro de la ciudad con todo y maletas porque la estación de autobuses quedaba a unos veinte minutos de ahí en auto. Busqué un Uber pero imaginé que debido a la temporada vacacional el precio era bastante elevado y tardaban un poco en llegar, les recomiendo tomar un taxi, aunque tenía mis dudas y un poco de miedo por estar en un lugar que no conocía, tengo que reconocer que fue un viaje seguro, ameno y barato, menos de cien pesos.

Cargados con maletas buscamos un lugar donde pasar el rato, todos los locales iban abriendo sus puertas, creo que era muy temprano para la ciudad; Viendo minuciosamente cada espacio y tomando como única referencia: “el lugar que esté más lleno para no enfermarnos”, llamó nuestra atención el llamado Café Michelena era una cafetería-librería que a lo lejos se veía muy bien, leyendo la carta notas la inspiración en la figura y viajes de José Mariano de Michelena quien fuera uno de los tantos líderes de la conspiración de Independencia de México en Michoacán, masón y que además introdujo el delicioso café a nuestro país. Estábamos en un lugar cálido, rodeados de libros, pequeñas mesas pero al momento de que llegó el desayuno, oh sorpresa amigos, no pidan huevos con algún acompañamiento en este lugar, son decepcionantes, lo que sí les puedo recomendar son los chilaquiles (Lucio los pidió sin dudarlo) se veían apetitosos, alguien en otra mesa pidió un rico sándwich con ensalada y lo que parecían papitas y también se veía mejor que el huevo con chorizo que estaba servido en mi plato, pero a todo eso le resté importancia cuando probé el café, imagínense medio muerto después de un viaje de autobús el café de este lugar me dio vida, se nota mucho que es su especialidad, Lucio se fue a explorar los libros y yo charlé con mis amigos de los tiempos universitarios, comprobé que es un lugar para echar el chal y que en menos de una hora ya tenía muchas mesas llenas con señores copetones que van a leer el periódico sabatino, el precio quizá es un poco elevado considerando que volví más tarde solo por el café y los postres se acaban temprano, no sabía que mi desilusión con la comida de Morelia estaba a punto de comenzar, Lucio terminó comprando un libro, como ya es costumbre.

Café Michelena
Café Michelena Morelia

Todas las recomendaciones que me hicieron en redes sociales iniciaban por la noche, por lo que no se me hizo mala opción comenzar a explorar los lugares del centro histórico, el problema era ¿cómo con maletas? vimos un típico tranvía de estos que hay en la mayoría de las ciudades turísticas de México que ofrecía viajes desde temprano y pensamos que no sería mala idea considerando que las maletas podían viajar a ocho ruedas, el costo por el viaje fue de ochenta pesos pero teníamos que esperar un poco a que se llenara. Al lado teníamos la imponente Catedral de la ciudad así que fue un buen inicio mientras hacíamos tiempo, no soy religioso ni nada parecido pero de verdad vale la pena disfrutar del estilo barroco y la arquitectura de esta Catedral, la mayor parte nos explicaron, era de cantera rosada la cual le da un color muy peculiar, la verdad me dejó anonadado, por dentro estaba llena de gente y personas que te ofrecen contarte la historia de la catedral por cooperación voluntaria, incluso te puedes acercar a los grupos de turistas que ya comenzaron.

Catedral de Morelia
Interior Catedral Morelia

Cuando salimos el turibus nos aguardaba, mientras subíamos las maletas, se acercaron a obsequiarnos una guía con costos y horarios de los lugares más populares de Michoacán, ¿Como que el lago de Pátzcuaro no queda a  quince minutos de aquí? pensé, era de los pocos lugares que quería conocer pero ya sería en otra ocasión, consideren que para conocer los lugares más populares de Michoacán como Pátzcuaro o el Santuario de las Mariposas Monarca desde el centro de Morelia existen viajes entre 200 a 800 pesos pero que te piden consumir al menos ocho horas del día.

Destinos Turísticos desde el centro de Morelia
Lucio y yo en el Turibus

El viaje en el turibus comenzó, donde nos dieron un rápido recorrido por los puntos clave de la ciudad, el mayor atractivo del centro noté eran las diferentes iglesias, parroquias y templos colocadas en puntos cardinales de la ciudad ¿Qué clase de Puebla conservadora es esta? pensé, el recorrido es sobre la avenida principal de Morelia por lo que puedes disfrutar del centro histórico, me impresionó mucho la arquitectura tan bien cuidada de los distintos edificios, es el típico viaje en turibus donde te van sacando datos curiosos y tu a todo dices “ooooh”, pasas por edificios que tiene relevancia como el edificio del Congreso del Estado y de ahí te sigues hasta la Fuente de las Tarascas una fuente icónica que ha sido quitada, modificada y puesta de nuevo en su sitio de acuerdo a las épocas, además de conectar el centro con distintas vialidades y el famoso acueducto.

Fuente de las Tarascas

Desde el turibus puedes observar un caminito que se llama La calzada de Fray Antonio de San Miguel que te lleva directo a el Santuario de Guadalupe, les digo que pura iglesia, el templo por fuera es muy de estilo barroco pero por dentro, agárrense, hay flores y colores por doquier las tonalidades rosa, rojo y dorado hacen que todo se vea muy opulento pero muy mexican microbus style eso sí, tienes que apurarte porque solo hay cinco minutos para poder apreciarla o el turibus se te va, ahora si que como en Project Runway te van presionando para que tomes tus fotitos y lo que sigue. El viaje en el turibus termina en el famoso Museo del Dulce donde te esperan mujeres caracterizadas de la época del porfiriato para que vivas con todo el folklor francés y consumas los dulces típicos, te recomiendo comprar las deliciosas Morelianas que saben como a pan de cajeta y mucho até porque de verdad es delicioso, lleva en todas sus presentaciones, yo me arrepentí de no haber comprado más. Como el viaje en turibus terminaba ahí tuvimos que caminar hasta el Airbnb que se encontraba en el centro para por fin dejar las mentadas maletas, una pequeña caminata de cinco minutos pero con el sol más lo que cargábamos, ya se imaginarán.

Templo de Guadalupe
Interior Templo Guadalupe

Pero valió la pena la llegada, el espacio de Maria Eugenia es un lugar genial, ideal si van hasta seis personas, tiene espacios amplios, baños para cada habitación compartida, una vista muy bonita y a un excelente precio, les dejo el enlace AQUÍ. Después de descansar un rato decidimos salir a caminar por los espacios a los que el turibus nos había llevado, ya que había espacios que por ir en ese transporte no podías apreciar del todo.

Fuimos primero al teatro principal el cual se encontraba cerrado por ser fin de semana, esto sí me sorprendió mucho ya que había bastantes lugares turísticos, por así decirlo, cerrados en fin de semana lo bueno es que arriba del teatro hay un pequeño café que bien puede ser del deleite para aquellos desilusionados como yo que no pudimos entrar al teatro. Después caminamos unas cuadras para dar con el Conservatorio de las Rosas es un espacio dedicado a las artes pero que se especializa en música, llegamos a la Plazuela de las Rosas, un espacio hermoso lleno de enredaderas y donde a leguas podías vislumbrar toques artísticos por doquier, en la entrada del Teatro José Rubén Romero encuentras una curiosa escultura del personaje de La vida inútil de Pito Pérez de José Rubén Romero para tomarte la foto, en ese mismo espacio se encuentran una esculturas que hacen alusión a la música de las artistas locales María Garfias e Ivette Cejas, además de muchos arcos donde te aseguro que saldrás bien en tus fotos de Instagram y aunque de repente la caminata parecía que pretendía recorrer las distintas iglesias de Morelia, otra vez pero ahora a pie, les prometo que no; la última iglesia donde pusimos pie fue la Parroquia de San José, tengo que confesar que últimamente si estoy obsesionado con la arquitectura de ciertos lugares pero además de grandes columnas y antiguos acabados, el recinto se encuentra asentado en un parque circular y tranquilo donde puedes echarte un heladito o disfrutar del clima mientras te recuestas, al menos eso hicimos nosotros antes de ponernos guapos para lo que veníamos: La boda de Laura.

Conservatorio de las Rosas
Parroquia de San José

La boda fue en lo que llamé “Morelialopolis” resulta que hay una zona de Morelia a donde sí llegó toda la industria y definitivamente es un lugar donde tienes que moverte en auto, puedes encontrar todas las tiendas del capitalismo-cosmopolita que conocemos y que resulta está muy cercana al centro. Las hermanas de mi querida Laura cuidaron hasta el último detalle de la boda, lo que hizo que fuera realmente elegante y bello todo lo que disfrutamos, recordamos bonitos momentos universitarios, la pasamos bailando y bebiendo por supuesto, ¿A qué más se va a una boda? aunque la fiesta terminó tarde y al otro día estábamos muertos por dentro yo me había propuesto seguir explorando, por lo que no me iba a detener, temprano me levanté por sueritos y mi bebida energetizante para seguir el día.

Centro Histórico Morelia

El desayuno fue frente a nuestro Airbnb hay unos arcos en la Parroquia de San Agustín, donde se pone un tianguis de comida, probé las famosas corundas que son como tamales con crema pero no sabían tan bien como me habían dicho, Gastronomía de Morelia menos dos, bueno menos tres porque un día antes probamos las carnitas estilo Michoacán y pues no había nada especial ahí ¿Qué está pasando con su comida Morelia?  

Corunda

Tuvimos la idea de llevar las maletas a la estación de autobuses ya que debíamos desalojar el airbnb, te cobran ocho pesos por hora en los lockers y es lo ideal si resulta que debes cargar bastantes cosas. Regresamos al centro de Morelia porque queríamos visitar el Museo de Arte Contemporáneo pero resultaba que estaba cerrado, (como les dije antes los fines de semana no encuentras muchos lugares abiertos) por suerte había un parquecito cerca donde vendían los clásicos y famosos Gaspachos, yo pensé vamos varias decepciones Morelia es tu oportunidad de redimirte y ¿Qué creen? ¡Morelia se redimió! Los Gaspachos tienen una mezcla de frutas, jugos y queso que pareciera que no se van a llevar bien pero una vez que lo pruebas, se los juro se me hace agua la boca mientras escribo esto, son deliciosos, tuve que perdonar a la gastronomía de Morelia por esta delicia culinaria, disfruten el parque comiendo esta delicia. Caminamos por el acueducto hasta encontrar la Plaza Morelos donde hay una escultura a José María Morelos y Pavón y no hay más que explanada, también conecta con el Santuario de Guadalupe y la Calzada Fray Antonio de San Miguel pero el mejor descubrimiento de todos fue que encontramos una panadería llamada Origo, además de que puedes tomarte un rico café y disfrutar de las instalaciones mientras escuchas música relajante, cocinan tu pan ahí, el pan después investigué, cuenta con denominación de origen por lo cual tu paladar va a estar feliz y el precio se te hará un poco caro pero definitivamente lo vale.

Museo Arte Moderno Morelia
Gaspacho
Panadería Origo

Te recomiendo caminar por la calzada que conecta a la calle principal rodeada de árboles es un espacio muy tranquilo para disfrutar, no hay tanto bullicio hasta que te acercas nuevamente al acueducto, si sigues caminando llegarás a la fuente de las Tarascas al lado derecho podrás encontrar el Callejón del Romance, que según lo que nos comentaban era famoso porque era un paso obligado para comerciantes, después la gente fue adquiriendo sus casas ahí, y como realmente es un pequeño callejón que si puede ser muy romántico y bastante tranquilo, así obtuvo su nombre. Disfrútenlo, es un corto camino pero muy bello. Nos dio un poco de hambre pero por fortuna había cerca un “mercadito” son estos lugares donde puedes encontrar variedad de comida gracias a los distintos restaurantes que alberga dentro, el Mercado Don Lucas salvó a mi estómago, tienen un montón de variedad de comida y para todos los gustos, puedes comer delicioso a un buen precio y echarte la chelita, espero pronto encontrar al cubano que nos atendió, divagues de viaje. Mis amigos tenían que irse y el tiempo nos venía encima, fuimos rápidamente al mercado de artesanías que se encuentra a unas dos cuadras del centro de la ciudad, puedes encontrar un montón de recuerditos, te ofrecen de todo y a un precio bastante justo.

Calzada Fray San Antonio
Lucio en el Callejón del Romance
Mercado Don Lucas

Mis amigos se habían ido pero nosotros teníamos que quedarnos hasta un poco más tarde, así que decidimos ponernos cursis e ir a admirar la puesta de sol sentados en la Plaza de San Francisco donde puedes tener una bonita vista hacia la Catedral Principal y donde transitaba la gente muy tranquilamente un domingo por la tarde-noche, mientras un pequeño tianguis detrás de nosotros se iba desarmando pasamos un momento bastante lindo para concluir el viaje, por cierto, la Catedral principal la encienden en la noche con un juego de luces, peculiar pero que resalta todos los detalles arquitectónicos.

Atardecer en Plaza San Francisco
Catedral de Morelia Iluminada

Morelia es una de esas ciudad donde crees que no vas a encontrar nada pero que si observas bien te da pequeños destellos de aventuras por descubrir, quizá ves muchas iglesias pero lo importante y bello de esta ciudad es la historia que guarda detrás de cada rincón, la gente es muy cálida, la comida no decepciona, en ningún momento me sentí inseguro al transitar, visítenla en la ocasión que puedan y gracias por llegar hasta aquí, nos leemos en la siguiente aventura.

Comments

comments

Jonny Mendoza

Amante de la Comunicación, #MarketeroDigital, Periodista de Lavadero y Activista LGBT.