Esto es lo que dice la dificultad de un videojuego sobre nosotros.

El videojuego, a diferencia de otros medios de entretenimiento como el cine o la música, tiene la característica de poseer una dificultad para poder ser consumido en su totalidad. Claro, hay música y cine que requiere cierto conocimiento de las materias para poder ser comprendidas o interpretadas de manera más profunda, pero nada nos impide terminar una obra o pieza. Sin embargo, el videojuego exige destreza y habilidad desde el momento en que, por medio de un mando, una interacción responde directamente a lo que vemos en pantalla. Puede sonar algo obvio y ridículo, pues es precisamente esa característica lo que lo diferencia de los demás medios de entretenimiento, pero es un apartado que tiene una gran repercusión en todos los consumidores y en la definición misma de gamer.

Es una broma común que los jugadores con al menos 2 décadas de experiencia como usuarios se burlen de que los nuevos juegos, ya que no tienen la alta dificultad de los juegos de antaño. Pero es curioso cómo ha evolucionado el medio, pues cuando empezaron a salir al mercado fue a manera de máquinas recreativas, los juegos que tenían preinstalados debían de ser difíciles para enganchar a los jugadores y así, cada vez que perdieran seguirían insertando tantas monedas como tuvieran en el bolsillo. Muchos de nosotros fuimos esos niños que no devolvían el cambio de las tortillas por gastarlo en maquinitas. 

La época del arcade comenzó a ver su fin cuando las consolas de sobremesa fueron acogidas en los hogares de muchos, y con ello los juegos ya no cumplían el propósito de antes, fue entonces cuando los niveles de dificultad aparecieron para dar cabida a los nuevos jugadores. Más tarde llegaría la revolución casual con la salida del Wii y los juegos para celular; ahora todos tenían oportunidad de acercarse a los videojuegos sin tener mucha experiencia dada la facilidad que ofrecían muchos juegos del mercado.

En ese momento fue cuando se empezó a remarcar la división entre hardcore gamer y casual

Entre más se abría el medio, más crecía el debate sobre cómo debería ser la dificultad de un juego: ¿se tenía que inclinar a lo sencillo para que más personas se adentraran a costa de que se convirtiera en una actividad sosa y aburrida? o por el contrario, ¿tenía que ser una experiencia retadora en la que se necesitaba mucha práctica y esfuerzo para lograr divertirse? Yo creo firmemente que debe ser una combinación de ambas. 

Todos los jugadores buscamos una experiencia distinta aunque se trate del mismo juego. Yo por ejemplo, amo los retos que representan poder completar la campaña de los DARK SOULS o pasar horas rompiéndome la cabeza para salir victorioso en CIVILAZATION 6, la sensación de conseguir tales hazañas es indescriptible, pero al mismo tiempo me encanta pasar los RESIDENT EVIL con guía y en modo fácil, o usar trucos en FALL OUT para obtener recursos ilimitados. Tengo años de experiencia jugando, por lo que he desarrollado una habilidad considerable para adaptarme a distintos modos de juego, pero en varias ocasiones no tengo el tiempo ni las ganas para ponerme a desentrañar los misterios que se me ofrecen, por lo que me es más grato optar por el camino fácil. Además considero bastante lamentable que no todos tengan la oportunidad de apreciar verdaderas obras de arte por no ofrecer un modo asistido como en el caso de SEKIRO; tal vez un modo fácil no sea la manera en que se planteó un juego, pero el que esté no perjudica a los que sí tienen la oportunidad de jugarlo en difícil.

La dificultad en el videojuego cumple una función específica en la narrativa de una historia, muchas veces se vuelve una mecánica para contarnos algo. Los desarrolladores conciben la idea de cómo debe experimentarse su juego. Pero eso no impide que nosotros los usuarios decidamos cómo queremos experimentar un juego, y el ofrecernos una gama de opciones de asistencia es más que suficiente. Todos queremos ser parte de los videojuegos, ya sea que se trate de una actividad para relajarse o para retar tus habilidades. 

 

Author Profile

Kevin Dusan
Kevin Dusan
Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.

Comments

comments

Kevin Dusan

Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.