¿Cómo comprar videojuegos y no morir de hambre en el intento?

Desde hace años, los usuarios de videojuegos hemos visto cómo los precios de las consolas (y sus respectivos títulos jugables) han ido subiendo poco a poco, ya sea por la inflación o por impuestos específicos que adquieren en cada región. Esto ha propiciado que se convierta en un pasatiempo bastante costoso y de muy difícil acceso para muchos, así que decidí hacer un recorrido, basado en mi experiencia, sobre las maneras que he encontrado para disfrutar de una gran cantidad de juegos y poder seguir costeándome la renta y la comida.

Para muchos de nosotros, la primera forma en que tuvimos interacción con los videojuegos fue a través de la piratería. Antes era muy fácil ir con tu proveedor no oficial para que te instalara un chip en la consola y así poder reproducir copias no autorizadas, con un precio exageradamente bajo. Por otro lado, quienes jugaban en computadora, podían encontrar muchas páginas que ofrecían descargas gratuitas. Actualmente las consolas de nueva generación cuentan con software altamente avanzado que impide esas maniobras, y las copias digitales cuentan con sistemas de seguridad que son cada vez más complicados de hackear. Además cabe recalcar que todos los métodos mencionados no son legales, y aunque de alguna u otra manera la piratería va encontrar la forma de abrirse camino, los que decidan seguirlo deben saber que es uno lleno de obstáculos.

Otro de los métodos más comunes y obvios es el de esperar a que los juegos bajen de precio por la cantidad de tiempo que ha pasado desde que salieron al mercado, y aunque es un método bastante efectivo,  requiere de mucha paciencia y no siempre se aplica en todos los juegos, un claro ejemplo serían aquellos títulos desarrollados por Nintendo, ya que estos tienen un impuesto que los protege para que los vendedores no los deprecien, sin importar su antigüedad. Muchas desarrolladoras están siguiendo sus pasos y aplican ese impuesto de protección. En este caso recomendaría estar pendientes de las temporadas de descuentos y, de ser posible, suscribirse al online de la consola que poseas, ya que recompensa a sus usuarios con descuentos exclusivos y con un porcentaje extra en las temporadas de descuentos generales.

En mi experiencia personal, siendo un usuario de todas las plataformas disponibles en el mercado, recomendaría el Xbox one con la suscripción Gold ya que es donde he podido percibir mayores descuentos y es la única que te regala 4 juegos cada mes.

En cuanto a sus competidores, Playstation cobra en dólares y los dos juegos que te ofrecen mensualmente solo son jugables mientras sigas pagando la suscripción, Switch, por su parte, normalmente brinda descuentos no muy grandes y los juegos que ofrece mensualmente son solo ports de Nes y Súper Nintendo. Para los usuarios de PC, a pesar de que cada vez hay más opciones, considero que la plataforma de Steam sigue siendo la que ofrece una mayor variedad de títulos con descuentos de hasta el 90%.

Entrando más de lleno al terreno de las suscripciones, existe un método en el cual con una cuota mensual o anual, distintas compañías te ofrecen un catálogo de juegos que puedes descargar y reproducir mientras no dejes de pagar. Es ideal para las personas que acaban de comprar un dispositivo ya que no requiere de una fuerte inversión inicial; sin embargo hay que tener en cuenta que los juegos nunca serán de tu propiedad. En este caso también recomendaría el que ofrece Xbox, llamado Xbox Game Pass, ya que es muy bajo el precio que exige comparado con el extenso catálogo que ofrece.

Para los que gustan de comprar los juegos en físico, sin esperar a que alguien les venda un juego usado, yo recomendaría pedirlos en páginas en línea; sin duda la que ofrece más comodidades sería Amazon, y con un simple add on al navegador podrás monitorear el precio a lo largo de los días para saber qué tanto puede bajar. 

Por último, la mejor forma que he encontrado para ahorrar en juegos es compartiendo una compra en digital, haciendo una cuenta que posean dos o más personas. Tal vez no sea la más práctica ya que requiere tener a alguien de confianza para hacerlo, sin embargo es la que, a la larga, siempre te asegurará un 50% de descuento en cualquier título, y más si la combinas con algún otro de los métodos mencionados anteriormente.

Si ninguna de las recomendaciones anteriores satisface tu necesidad de comprar juegos, recomendaría acostumbrarse a comer seguido latas de atún y sopas instantáneas.

Author Profile

Kevin Dusan
Kevin Dusan
Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.

Comments

comments

Kevin Dusan

Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.