Durante un show en Detroit antes de lanzarse con ‘Seek & Destroy’, Lars invitó a una pequeña niña al escenario y le pasó su batería.

La chica hizo algunos redobles y después tocó (con la ayuda de Ulrich) la intro de la canción, antes de ser enviada nuevamente al público. James Hetfield incluso bromeó al ver a la niña abandonando el escenario, preguntando: ‘¿Eso era todo?’. Lamentablemente la pequeña no se quedó con Metallica más rato, pero de seguro tenemos una estrella en ascenso aquí.

La banda inmortalizó el momento en redes sociales, a lo que el orgulloso padre de la niña, cuyo nombre es Kendalynn, respondió.

Author Profile

splashdeideas
Somos Splash De IDeas el Zine de Social Media, Creatividad, Tecnología, Cine, Blogging y mucho más... ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Comments

comments