Ser adulto duele

No les ha pasado que despiertan y les truenan las rodillas, te agachas y exteriorizas una onomatopeya de ¡Arg!, Despertar después de una noche de juerga y tardar más de ocho horas en reponerte, estar tan cansado que se te cierran los ojos viendo tu nueva serie favorita, agruras, dolor estomacal, te dan diarrea tus tortas favoritas de la señora bacteria, dolor de huesos y de cabeza constantes y una falta de energía espantosa, y te preguntas acurrucado en tú donde quedo ese jovenzuelo que podía irse de fiesta toda la semana.

Son normales estos cambios, en algunas personas consientes y con una condición saludable, que comen frutas y verduras, evitan los vicios, duermen ocho horas, y realizan ejercicios, no tendrán estas consecuencias; pero para los mortales que no sabemos cómo administrar una vida saludable estas son las resultados de una vida insana de pizza y hamburguesas, salidas de juerga entre semana y que el único deporte que realizamos es perseguir al señor de los elotes o al que vende pan.

La cuestión es que duele ser adulto, ya que nos enfrentamos a los conflictos mentales y los malestares físicos, pero lo que realmente duele es que te digan señor o señora en ese momento te vez en el espejo y descubres que ya no eres ese miserable joven de 15 años, vez como pasa el tiempo y debes aceptar que aunque le contestes a los niños con el típico “Señora tu abuela” de manera educada claro está, debes empezar a preocuparte por tu salud.

Para empezar a beneficiar tu salud debes comenzar por dejar de tener miedo al médico, hace unos días vi una imagen en redes sociales donde decía “Ya tengo 20 años y sigo volteando a ver a mi mamá cuando el doctor me pregunta que tengo”, ir al doctor es complicado ya que debes empezar a enfrentarte a las preguntas sobre alimentación, sexualidad, adicciones y dolores, y si eres ignorante de tu cuerpo lo más temible es no saber dónde te duele. No te preocupes el doctor no te va a juzgar así que lo más recomendable es no mentirle, piérdele el miedo, créeme esta persona ha escuchado y visto cosas traumatizantes, y aunque obviamente te arriesgas a que les cuente la anécdota a sus colegas médicos debes estar seguro que omitirá tu nombre.

Y aunque parezca una pesadilla cuidar la salud es “fácil” sólo se necesita algo de disciplina, por eso la palabra entre comillas, ya lo sé ser disciplinado es muy complicado, pero a gran escala y en las recomendaciones médicas para prevenir varias cantidades de enfermedades las recomendaciones más comunes (según mis investigaciones en portales de salud) son come bien y nutritivamente, evitando sales, azucare en exceso y grasas, al menos incluye en tu alimentación 5 frutas y verduras, realiza algún deporte por al menos 30 minutos al día, duerme 8 horas diarias, evita consumir alcohol, tabaco y drogas en general, protégete si tienes relaciones sexuales, los mejores métodos de protección contra las ITS es el condón femenino y masculino, y toma agua natural, ven se escucha fácil, ahora háganlo y prevengamos el dolor en la adultez, en cuanto a los problemas existenciales pues yo aún no sé cómo manejar mi vida así que eso lo dejamos para después.

Comments

comments

Yoselyn Munoz

Loca amante de los gatos, del cine, la música y la lectura, periodista apasionada, estoy en el proceso de convertirme en un adulto responsable o eso intento.