¿Por qué Fortnite es tan adictivo? Mi experiencia en los Battle Royal

El año pasado el famoso juego de battle royale Fortnite, de Epic Games, arrasó con numerosos récords en todo el mundo. Tuvo la mayor cantidad de jugadores activos en línea al mismo tiempo, además las redes sociales se inundaron con transmisiones y videos. Todo el mundo quería ser parte de este acontecimiento de la cultura pop. Se ofrecían clases a los niños para ser más competitivos e, incluso, se volvió viral la noticia sobre la terapia en jóvenes con adicción a los videojuegos.  

Actualmente Fortnite sigue siendo un titán a nivel mercadológico y competitivo. Su torneo mundial ofrece una bolsa de millones de dólares, y aunque ya existen varios títulos que han llegado (antes y después) para hacerle la competencia, ninguno ha logrado desbancarlo.

El battle royal es un género donde una gran cantidad de jugadores se reúnen en un mismo espacio para eliminarse entre sí hasta que solo quede uno como victorioso. La idea viene de un manga homónimo, que más tarde tuvo su adaptación cinematográfica. Sin embargo, sería hasta la aparición de los libros y películas de Los juegos del hambre que se popularizaría la idea de manera global.

Desde entonces, todos hemos fantaseado alguna vez con la suposición de que hubiéramos hecho en una situación similar. Casi todos osamos creer que seríamos los supervivientes. Pero son los videojuegos battle royal quienes de alguna manera nos han hecho vivir esta experiencia. La cruda verdad es que la gran mayoría no duraríamos ni 5 minutos. Pero es ahí donde radica el punto de la experiencia.

Cada partida se vuelve única y cada derrota significa práctica y aprendizaje para hacerlo mejor la próxima vez. Apela a nuestro sentido más primitivo de supervivencia. Lo intentas una vez, dos veces, llegas a tu intento número 100 y sigues sin alzarte con la victoria, pero sabes que está cerca. Es hasta que llega ese momento donde, después de entrar junto a 100 jugadores, solo quedas tú contra otra persona. Sabes que puedes lograrlo, has estudiado al contrincante y conoces lo que quiere hacer. Te comienzan a sudar las manos, tu respiración se agita y tu corazón parece querer explotar. Entonces estás ahí, y por una exactitud casi milimétrica logras eliminarlo. Tal vez estabas sentado en calzoncillos frente al televisor de tu sala, pero la sensación de haber quedado tú solo frente a decenas de participantes es como si hubieras anotado un gol en la final del mundial.

Es por eso que Fortnite y todos los juegos battle royal son tan populares hoy en día. Nos han hecho experimentar uno de los sentimientos de supervivencia más primitivos.

Si no has tenido la oportunidad de probarte nunca es tarde para hacerlo, hoy en día hay un sin fin de opciones. Fortnite podría ser la mejor alternativa, ya que es totalmente gratis y puedes jugarlo en tu celular, computadora, tableta o en cualquier consola del mercado (Switch, Xbox one o playstation 4) y divertirte con tus amigos haciendo equipos de hasta 4 jugadores.

Si no estás muy familiarizado es posible que al inicio cueste un poco de trabajo entender todas las mecánicas del juego, por eso es recomendable hacerlo acompañado. También puedes buscar videos con consejos o simplemente entrar sin saber nada e intentar sobrevivir a como dé lugar; lo más importante es divertirse. Cuando menos te des cuenta ya habrás ganado el primer puesto y todo habrá valido la pena.

Después de todo, si logras conquistar esa tarea titánica en un juego tan competitivo ¿qué te dice que no puedes lograr lo que quieras en la vida real?

Author Profile

Kevin Dusan
Kevin Dusan
Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.

Comments

comments

Kevin Dusan

Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.