¿Qué c*%$& piensas, Christina Aguilera?

A finales del 2012, la cantante Christina Aguilera editó su quinta -y hasta ahora, última- placa de estudio titulada Lotus; material discográfico con el que se suponía, la artista resarciría el estrepitoso fracaso que enfrentó con Bionic; su anterior producción musical. Sin embargo, ese “loto” jamás floreció en los charts ni en la memoria del público.

Pero, valdría la pena recordar cuáles fueron los motivos que llevaron a Aguilera y su Bionic al filo del precipicio:

Después de ser blanco de elogios por la estética y el sonido de Back to Basics (2006), la intérprete de “Lady Marmalade” y su discográfica prepararon a mitad del 2010 una fuerte campaña de promoción para el lanzamiento de Bionic; material que marcaría su regreso a la escena musical y para ello, Aguilera dejaría atrás al R&B, el swing y el jazz -así como su look de cantante clásica- para dar un giro de 360 grados y ofrecer al público un sonido más electrónico y una imagen “sexy/futurista” ad hoc a este material.

Como aperitivo, X-Tina desveló el robotizado “Not Myself Tonight”; un single agridulce para esta ya que, mientras recibía halagos por la crítica especializada, también era censurado en la radio estadounidense y de otros países debido al explícito contenido de su letra… Y así comenzaría a crecer la bola de nieve.

Los ataques no fueron sólo a sus letras. La prensa sensacionalista y los haters tacharon a Christina de copiar la imagen de la entonces encumbrada Lady Gaga, criticaron su delgada figura, catalogaron de “incoherente” el sonido del disco e incluso, algunos pusieron en “entre dicho” la creatividad de la intérprete al comparar el resultado final de Bionic con lo presentado años atrás por su eterna rival, Britney Spears, en su álbum Blackout (2007).

Por ello, con un desgano total a su promoción y un notable sobrepeso, Christina Aguilera sepultó en el lodo a Lotus; un álbum editado por compromiso con su disquera, no por la ambición o el crecimiento artístico de la llamada “voz de una generación”.

Si bien este año se cumple casi una década desde su última gira de conciertos y seis años de su último disco; durante este tiempo, la cantante ha sabido cómo sumarle unos cuántos millones de dólares a su cuenta mediante conciertos privados, contratos publicitarios y la más cómoda de todas: Sentarse y pinchar un botón del sillón rojo del talent show ‘The Voice’.

Christina Aguilera Television GIF - Find & Share on GIPHY

Sí, en este periodo Christina también ha tenido presencia y “éxito” en diferente grado dentro de la radio, pero no por su proyecto en solitario… Maroon 5, Alejandro Fernández, Pitbull o A Great Big World le han servido para ganar cierta vigencia (o viceversa).

Muy pronto” es y ha sido la respuesta de la protagonista del musical cinematográfico Burlesque ante la incesante pregunta de sus fighters (mote con el que se denominan sus seguidores) quienes han esperado seis laaaaargos años por nueva música de esta.

Mientras ellos se cuestionan si este 2018 atestiguará el tan esperado regreso de la intérprete de “Beautiful”, un servidor le preguntaría:

Christina… ¿Cuánto más de espera?, ¿En qué demonios piensas?

Sólo el tiempo y ella tienen la respuesta.

Comments

comments

Hector Difo

Periodista, RP, TV Host, melómano, amante de la moda... Can you handle mine?