Disney ha conquistado las redes sociales en los últimos meses, desde el momento en que anunciaron que sustituirían al tigre Rajah en el film de Aladdín, el cambio de color de piel de la sirenita y la eliminación de algunas canciones y del dragón Mushu en Mulán, no se ha dejado de hablar de esta compañía.

Para la mayoría de los fans de los clásicos de Disney, estas noticias pueden ser alarmantes y han generado disgustos entre los seguidores, pero ¿cuál es el verdadero objetivo de estos cambios? ¿Por qué se aferran a llevar a la pantalla grande y humanizar a personajes de nuestra infancia?

La fórmula de Disney

“Los Picapiedra”, una película live-action de Universal Studios estrenada en 1994, comenzó a marcar la tendencia que en poco tiempo se convertiría en una plaga. De hecho, la gran estrategia de Disney hace un par de años consiste en retomar sus cuentos clásicos para llevarlos a la pantalla grande con personas reales.

Todo empezó con “Alicia en el País de las Maravillas” de Burton, película que no fue su fuerte pero tampoco se dieron por vencidos y después retomaron su estrategia para producir “La Cenicienta”, “El libro de la Selva” y “La Bella y la Bestia”, este último teniendo mejores ganancias que los anteriores.

“La Bella y la Bestia” logró sumar 693 millones 519 mil 966 dólares en total, una cifra que exhibe la rentabilidad de estos productos de Hollywood y que evidentemente fue el parte aguas para seguir llenado salas de cine por semanas.

Disney obtuvo la fórmula para que sus clásicos tuvieran éxito nuevamente; la nostalgia. Existe un interés inmediato por conocer cómo se verían realmente los personajes de esas historias fantásticas y en el plan original, la compañía se fijó como meta realizar 19 live-actions de sus famosos filmes.

Las películas en live-action han llegado para quedarse.

La compañía del ratón ha apostado fuertemente en la creación de estas cintas con la inspiración de clásicos animados. Su último estreno, “Aladdin”, solo es una muestra de todos los films que vienen en camino y que evidentemente no a todos nos logrará convencer.

El estreno más cercano a proyectarse en el cine es “El rey León” con la participación de grandes artistas y cantantes como Beyoncé o Donald Glover, que aunque en realidad no se trate de una película live-action, sí es un remake más realista a la película original.

También se acerca el estreno de “Maléfica 2”, la secuela a la historia protagonizada por Angelina Jolie y Elle Fanning. La historia de los «101 dálmatas» que se enfocará más en su villana protagonizada por Emma Stone y una de las más esperadas, «Mulán» que se estrenará en 2020 y será protagonizada por Liu Yifei.

Otra noticia que no podemos dejar pasar y que estaremos informando cada detalle, es sobre la plataforma de streaming que está preparando Disney, donde será estrenada la versión de «La Dama y el Vagabundo».

Y ya que la formula está funcionando, “La Sirenita”, “Peter Pan” y “Lilo & Stitch” serán las siguientes producciones en las que se estará trabajando y que aún no tienen elenco, guion, ni nada más que la simple aprobación de la casa productora.

Esto no quiere decir que las ideas de los escritores y directores se agotaron, sin embargo, arriesgarse a contar nuevamente una historia con adaptaciones al entorno que estamos viviendo, si puede llegar a ser un rotundo e innecesario fracaso y aunque no necesitamos más live-actions en pantalla, las casas productoras seguirán detrás de la mina de oro que provocan nuestros más felices recuerdos de la infancia.

Author Profile

Emily Castellanos
Comunicóloga Geminiana. Cinéfila & Paparazzi. Dragqueen de Closet.
A veces pienso que no voy a poder con más y voy y puedo. #SoyLoProhibido

Comments

comments