Aun siendo Diciembre el ambiente en mi casa, trabajo y demás espacios era diferente al de otras épocas decembrinas, muchas personas comenzaban a tomar precauciones por cuanto a sus gastos, aprovechaban su aguinaldo para saldar deudas y ya planificaban como hacer frente a la famosa “cuesta de enero” del año entrante.

 Rodrigo Osorio Coronel

En definitiva sentí que esta época perdía parte de su esencia, que las personas ya no estábamos disfrutando las vacaciones, por el contrario que estábamos más ocupados en cómo pagar nuestros gastos y deudas que en pensar en disfrutar a nuestra familia y amigos.

Pero aún era Diciembre, pensar en los problemas que afrontaríamos en Enero no era la mejor de las ideas, sin embargo no había muchas opciones.

Apenas llego el año nuevo y ya recibíamos las felicitaciones con el clásico mensaje “Feliz año nuevo” pero con un pequeño anexo, “Feliz aumento en el precio de la gasolina”.

Luego comenzaron una tras otra las protestas en todo el país. El aumento de la gasolina logro lo que en mucho tiempo no se había conseguido, “unificar al país” en torno a un objetivo en común. Pero lastimosamente se empezó a presentar saqueos en tiendas departamentales y en negocios de pequeños comerciantes que mancharon la unidad de los mexicanos.

Mientras todo esto sucedía el Gobierno Federal fiel a su costumbre saco de la manga una de sus tantas frases brillantes “Ustedes que hubieran hecho”. Por ello voces en toda la sociedad dieron múltiples ideas a nuestro mandatario nacional de cómo hacer su chamba.

Propuestas como reducir el sueldo a los funcionarios públicos, hasta reducir el presupuesto a los partidos políticos emanaron de la sociedad civil y de un sector político, en específico de Pedro Kumamoto.

Dichas propuestas fueron bien recibidas por la población en general, que en su primer fin de semana del año sufrió de un ambiente de caos y pánico en todo el país. En algunas ciudades se presentaron actos de violencia y que muestran lo que por muchos años hemos sido, una sociedad divida.

Hoy apenas hemos superado la barrera de los 10 días, pareciera que el 2017 empezó con el pie izquierdo, que no se ve en el futuro inmediato soluciones para sacar de la crisis política, social y económica en la que estamos sumergidos.

Debo decir que mi ánimo estaba un poco mermado, no tenía grandes expectativas para mis proyectos personales este año por todo lo que pasa en mi país. Pero luego de platicar con un par de amigos me di cuenta que mucho de lo que pase a mí alrededor depende de mí, por supuesto que no todo está en nuestras manos pero comenzar a tener una mejor actitud es empezar por un buen camino.

Tener la capacidad de afrontar los problemas y sobre todo ser participes en las posibles soluciones es en lo que debemos invertir nuestro tiempo.

No hay vuelta atrás, emprender, aprovechar al máximo todos y cada uno de los recursos, ahorrar, ser selectivo en nuestras compras serán temas que tendremos que trabajar hoy más que nunca.

Como dice la canción, no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante.

Author Profile

splashdeideas
Somos Splash De IDeas el Zine de Social Media, Creatividad, Tecnología, Cine, Blogging y mucho más... ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Comments

comments