Hace unos días el popular juego de Fortnite encendió las redes sociales al cerrar su plataforma de manera repentina, dejando solo un hoyo negro en la pantalla al iniciar el juego. Tanto fanáticos como usuarios ajenos al título quedaron sorprendidos y emocionados ante tal hecho, pues no se sabía la razón ni cuándo volvería a estar disponible. Los memes no faltaron y millones de internautas estuvieron atentos a las transmisiones en vivo que inundaban las redes, esperando a que sucediera algo más. 

Todo comenzó con el anuncio del final de la temporada número 10 de Fortnite que, como cada 3 meses, advertía un acontecimiento espectacular que modificaría algunas partes del mapa. En el final de temporada pasado se presenció la batalla entre un mecha (robot gigante) y un kaiju (bestia gigante) que dejó destrozadas algunas partes de las ciudades. Como era de esperarse, el próximo cierre tendría que ser aún más grandioso ya que marcaría la celebración de sus primeras 10 temporadas y, para suerte de muchos, no decepcionó. 

Al iniciar la partida las cosas transcurrían con normalidad, todos se lanzaron en paracaídas y al caer recolectaron materiales para a continuación iniciar las construcciones de grandes estructuras y así tener una vista panorámica de la isla. El cielo proyectaba una cuenta regresiva y cuando llegó a cero, un cohete comenzó a despegar hasta irse al espacio. Más adelante unas grietas en el cielo comenzaron a verse afectadas por una danza de misiles aparentemente teledirigidos que culminaron en un meteorito que permaneció estático en el aire hasta que, finalmente, el meteorito y los misiles impactaron en el centro de la isla generando así un hoyo negro que se tragó todo lo que era visible en la pantalla. 

Fueron más de 40 horas las que el juego mantuvo expectantes a todos los jugadores. Una cinemática dio inicio, no a la nueva temporada, sino al nuevo capítulo de Fortnite donde se mostró un mapa renovado con nuevas mecánicas y acabados que expondrían la futura dirección que llevaría el juego. 

El impacto que tuvo el evento fue a gran escala y sin duda atrajo la atención de millones de nuevos jugadores; fue una inyección de frescura para el juego. Este tipo de acontecimientos es, sin duda, una de las maneras más creativas de publicitar una marca pues involucra al usuario, sin embargo, cabe mencionar que Fortnite no es el primero en hacerlo. Desde hace varios años, con la llegada de las narrativas transmedia (historias que se cuentan y complementes en diferentes canales y formatos), la manera de transmitir un mensaje o sentimiento se ha visto potenciada. Uno de los recuerdos que tengo jugando videojuegos es, precisamente, cuando se disparaban los rumores sobre un nuevo personaje jugable en Overwatch, pues siempre era presentado con una serie de enigmas que tenían que ser resueltos por los usuarios para así obtener más información y especular más sobre lo que vendría y cómo repercutiría en el juego y su historia. Y así como éste, ha habido varios hitos en la historia de los videojuegos, tal es el caso del cataclismo en World Of Warcraft. 

Cabe mencionar que, aunque hable bastante de Fortnite, no se encuentra en la cúspide de mis juegos favoritos; sin embargo este último suceso ha despertado mi curiosidad para regresar una vez más a Fortnite junto a muchos de mis amigos, y puedo decir que se siente como si fuera la primera vez que juego. El final de la temporada X de Fortnite quedará como uno de los hechos más relevantes en la historia del entretenimiento. En unos años, cuando un niño se acerque y me pregunte qué estaba haciendo en el otoño del 2019, le diré que presencié el fin de Fortnite. 

Author Profile

Kevin Dusan
Kevin Dusan
Editor de video y entrenador pokémon. Amante del cine, los videojuegos, los gatos y catan. Iba a ser futbolista pero me chingué la rodilla.

Comments

comments