Recupera la paz interior y fortalece tu cuerpo con una sola práctica.

Si te encuentras en un punto de la vida en el que te sientes cansado por todo, más viejo de lo que eres o simplemente todo y todos te caen mal, quizá debas cambiar algo en tu rutina, de amistades o dormir eternamente…

¡BROMA! Aunque parezca que sentirse en paz es complicado porque todo influye, existe una práctica con la que aprenderás que eres la única persona que puede solucionarlo.

El Yoga es una disciplina muy completa en la cual conectas tu cuerpo, pensamientos, emociones, miedos, tus límites y cualidades. Al practicarlo lograrás salir de tu zona de confort y te ayudará a conocerte a ti mismo y luego podrás vivir en armonía con los demás.

¡Inténtalo! A medida en que te vas conociendo mejor por dentro, también te vas conociendo mejor por fuera; me refiero a que sabes detectar las situaciones, las personas que te pueden afectar de manera positiva y negativamente, y este último sentimiento no debes eliminarlo –somos humanos y es parte de nosotros- pero la sabiduría está en saber cómo tomarlos para que no afecten (demasiado) personalmente y en nuestra relación con los demás.

Además de todos estos beneficios las posturas trabajan todo el cuerpo. Tonifica, fortalece, te vuelves más flexible, mejora la postura general del cuerpo, mantiene la espalda sana y está comprobado que una persona alegre transmite buena onda a los demás, y una persona estresada y acelerada pues mejor de lejitos.

Si te animas cuéntanos cómo te sentiste y aunque este post no dice mucho sobre la práctica del Yoga, puedes dejarnos en los comentarios si te gustaría que hubiera más notas al respecto.

Comments

comments

Paola Ríos

Nunca se qué decir sobre mi, estoy bien rarita. Me gusta el cine y todo lo que tenga que ver con Stop Motion, trabajar con niños y la poesía.