Fashion From Nature.

Amigos sabemos que la industria de la moda es sinónimo de cultura, elegancia, extravagancia pero sobre todo excentricidad, es por eso que han pasado casi 150 años que median entre un vestido de muselina de 1868, decorado con 5.000 alas extraídas de escarabajos vivos, y el modelo de Calvin Klein realizado a partir de botellas de plástico recicladas que Emma Watson llevó a la gala del MET en 2016 se ha recorrido un largo camino.

Ambas prendas forman parte de la nueva exposición Fashioned from Nature, que podrá visitarse en el Victoria & Albert Museum de Londres hasta el 27 de enero de 2019, y simbolizan polos opuestos de su hilo conductor: la relación entre moda y naturaleza. O más concretamente, cómo el abuso de los recursos naturales por parte de esta industria ha tenido consecuencias devastadoras para el medio ambiente y el mundo animal.

“Muy a menudo, la ropa que vestimos refleja nuestro amor por la naturaleza. Como contrapunto, la moda depende de ella para obtener sus materias primas; es una relación agridulce”, explica Edwina Ehrman.

¿Ustedes qué opinan?, ¿es momento de que la moda ponga un alto a la extravagancia?

Comments

comments

Peter Corona

Me considero una persona fiel, amigable, tolerante, creativa y apasionada, siempre quiero aprender y aventurarme a lo que el destino me tenga preparado, soy de las personas que piensa que no todo cae del cielo y que si buscas encuentras.