De la homofobia al respeto

Alrededor de todo el planeta sin importar las geografías, calendarios, etnias, ni religiones o sistemas políticos que rijan al país, nación, estado o si este es desarrollado o es tercermundista, la discriminación se da y es un tema preocupante, alarmante y excluyente de las minorías de lo diferente al distinto y la distinta.

 twitter facebook  Miztli Vega

Las historias

Dentro de las luchas sociales en la historia moderna de la humanidad, se hablan de “grandes logros” y conquistas cómo la de los derechos laborales en varias partes del mundo en distintas épocas, o también el movimiento por los derechos civiles (E.U.A.) siendo los ciudadanos negros los principales protagonistas, con historias emblemáticas como la desobediencia civil de Rosa Parks y el boicot de autobuses públicos de Montgomery (1955) negándose a levantarse de su asiento que era prohibido ser usado por personas como ella, para dejárselo a un pasajero blanco, o los movimientos del feminismo y la equidad de género con una gran genealogía de lucha y transformaciones desde muchas décadas atrás  pero con un gran auge en tiempos actuales, pero hoy en día aún hay muchas luchas que no son tomadas en cuenta, ni aprobadas e incluso son deslegitimizadas y criminalizadas por completo.


¿Quiénes y por qué?

Pero ¿por qué sucede esto?
Tal vez el problema radica que en muchas de estas, los protagonistas son minorías a diferencia de otras, que puedan no importarle a las políticas públicas del estado ya que no ven en estas un beneficio en favor a las prácticas neoliberales de la actualidad, en otros casos por la función moral de las religiones o creencias, desconocimiento, comportamientos heredados de generación en generación, odio inducido y muchas otras podrían ser las razones del porqué de la discriminación y rechazo a ciertos grupos sociales. Aterrizando el tema en un plano nacional de acuerdo con estudios del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) en su “Encuesta Nacional sobre Discriminación” los indígenas y los homosexuales son los grupos mayormente discriminados.

LGBT su nuestra lucha y sus nuestros derechos

Si bien es cierto que el reconocimiento y el respeto a las diferencias es uno de los elementos fundamentales para la transformación social, es decir, que una de las tareas indispensables para la conformación de una sociedad en la que quepamos todos y todas es la lucha en contra de la discriminación, quizá la más dolorosa e incomprensible  de las negaciones del derecho a la diversidad.

Partiendo de la hostilidad el rechazo y odio a lo distinto, incluyendo ideologías políticas, religiosas, estilos de vida, etnias, clases sociales etc. nacen las diferentes formas  de discriminación. La población homosexual padece, por distintos motivos la injusticia, esa que les impide el ejercicio plenos de sus derechos por un prejuicio sexista y homofóbico.

¿Por qué se da este odio? ¿A qué se debe esta intolerancia? Muchas respuestas variadas se pueden decir, pasando por análisis sociales o perfiles psicológicos, pero lo que es claro es la exclusión general de la población del LGBT  por parte de los gobiernos en comparsa con los medios de comunicación, tal es el ejemplo de dos casos recientes, uno de ellos el mundialmente conocido ataque en la discoteca gay “Pulse” en Orlando el pasado 12 de Junio donde fallecieron al menos 50 personas, y se habla como principal móvil de la masacre un atentado terrorista, poco se menciona el hecho de que podría tratarse de un acto de homofobia, un crimen de odio, en el otro caso y menos conocido, aunque paradójico ya que sucedió en nuestro país, específicamente en Xalapa Veracruz el día 22 de mayo del presente año donde un comando armado irrumpió las instalaciones del antro gay “La Madame” abriendo fuego contra los clientes dejando siete muertos y alrededor de 12 heridos, la poca cobertura mediática que tuvo este hecho se habló de un crimen relacionado con el negocio de las drogas, a día de hoy por increíble que parezca la sociedad acepta tolera y normaliza los ataques armados y asesinatos que tengan que ver con el narcotráfico, sin embargo aquí caemos en otro punto sobre la discriminación “la discriminación de los discriminados”  dentro de los grupos sociales excluidos también encontramos formas de discriminación interna, determinadas principalmente por la clase social y el origen étnico, que incluso hasta se usan insultos homofóbicos.

O en bien las luchas equivocadas, en donde ciertos sectores se ven beneficiados y a todo le pone número, lo cosifica, le da un precio, todo es negocio o todo se trata de pasar sobre los demás y solo ver por los beneficios personales. Que ahora ya anuncian el triunfo de la inclusión con toda una mercadotecnia enorme en pro de la homosexualidad, ¿es eso por lo que realmente se lucha? ¿Son esos los objetivos? ¿Legalidad? Mmm legalidad… en serio papeles que afirman quien se es, ¿permiso para ser? ¿Reconocimiento de las elites políticas y financieras? ¿En serio eso?  ¿Pedir permiso para ser quienes somos y relacionarnos como más nos guste?

Entonces… mmm ¿por dónde empezar?

Reconocerse en el otro.

No hay amor más difícil de lograr, que ése que te respeta, que te ama justo como eres, pero que te envenena porque al mismo tiempo te hace que quieras ser mejor persona  mejor hombre mejor mujer, mejor homosexual, mejor lesbiana, mejor bisexual, que respeta que entiende que es libre, no te lo dice, no te lo exigen, vaya ni siquiera te lo insinúa nadie, y entonces ahí es de donde nacen esas ganas de uno mismo y no hay nadie a quien reclamarle ni darle cuentas si no al espejo, a uno mismo, reflexionar sobre el respeto  y eso te obliga a que te hagas responsable de ese amor y ese respeto al otro a la otra. Somos seres humanos, no sexos ni géneros ni etiquetas, somos pensamiento somos razón, somos el actuar, el querer, el gozar, disfrutar, el amar, el respetar el aceptar.

Respetar querer y cuidar las relaciones sociales, informarse, educar, aceptarse y aceptar al otro a lo diferente, entender que hay condiciones humanas las cuales crean gran diversidad, un mundo entero de pensamientos, saberes, preferencias, gustos, determinadas por infinitas circunstancias de las cuales muchas somos ajenos o salen de nuestro control, como alguna vez alguien me compartió unas palabras

“Porque somos iguales, tenemos derecho a ser diferentes”.

Comments

comments

splashdeideas

Somos Splash De IDeas el Zine de Social Media, Creatividad, Tecnología, Cine, Blogging y mucho más... ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.